Técnicas y posturas sexuales

Posición con el hombre encima

Home ] [ Posturas sexuales con el hombre encima ] Posturas sexuales con la mujer encima ] Posturas de penetración vaginal por atrás ] Posturas de lado a lado ] Posturas sexuales de pie y de rodillas ] Otras posturas sexuales ] La Política del Coger ]

Si quiere ver las fotos de las posturas sexuales simplemente desliza hacia abajo.

Las fotos se aumentan a versiones mucho más grandes, limpias y explícitas cuando haces clic en ellas.

Una relación sexual gratificante no depende simplemente de las posiciones. Si tienes problemas de comunicación o si sientes exasperación, hostilidad o una sensación de distanciamiento respecto a tu pareja, el que conozcas nuevos modos de practicar el sexo puede que no marque diferencia alguna respecto a tu vida amorosa. Pero, dicho esto, si tu relación está funcionando razonablemente bien aunque la chispa de la pasión haya abandonado tu vida sexual, puede que si pruebas alguna postura nueva te vaya bien para añadir intimidad, conexión y alegría a tu relación. 

Teniendo en cuenta cuánto tiempo dedicamos a intentar ejercer el sexo o a encontrar una pareja con la que podamos disfrutar haciendo el amor, puede resultar extraño que tan fácilmente nos cansemos del sexo. Pero es que el sexo no es distinto de cualquier otra habilidad humana: hay que practicar para hacerla bien y de vez en cuando hacen falta nuevas ideas y nueva estimulación para garantizar que se mantenga lozano y placentero. Así es que relájate y al lado de tu pareja hablad de estas cosas para a continuación divertiros intentando practicarlas.

¿Friccionar… u otra cosa?

Tendemos a considerar la interacción sexual como una experiencia de pene en vagina que implica friccionar con la rutina de meter-sacar-meter-sacar. Pero hay multitud de maneras en que el hombre y la mujer pueden alcanzar un alto grado de intimidad y plenitud sin tener que frotar vigorosamente el pene. Una vez que ella siente dentro el pene de su hombre, no es infrecuente la mujer que experimenta una sensación de plenitud y conexión preciosa e importante para ella independientemente de que el hombre friccione o no. Y aunque los hombres tienen una profunda tendencia instintiva a frotar, también ellos pueden disfrutar estas suaves experiencias de cercanía y acoplamiento. Otra posibilidad es gozar de diversos tipos de movimiento una vez que el hombre ha introducido el pene: un apacible movimiento de balanceo o un sosegado movimiento circular sobre las caderas suele resultar sumamente placentero. Y como la vagina es mucho más sensible cerca de sus bordes exteriores, la penetración somera en que el hombre introduce el pene unos pocos centímetros y luego sale para volver a entrar suavemente con la misma profundidad, puede ser una experiencia muy agradable y chispeante… sobre todo si su pareja le comprime el pene con los músculos vaginales al tiempo que él se mueve entrando y saliendo.

Posición con el hombre encima

La postura del misionero: la dieta básica del sexo

Esta postura es la más comúnmente usada por las parejas, si bien, por gracioso que parezca, nunca ocupa el primer lugar entre las favoritas. Las dos preferidas de los hombres son: 1º) la entrada por detrás con ambos amantes de rodillas y 2º) la mujer encima. La postura del misionero ocupa el cuarto lugar. Las dos posiciones preferidas de las mujeres son: 1º) la mujer encima mirando de frente al hombre y 2º) la mujer encima de espaldas al hombre, mientras que la postura del misionero ocupa el quinto lugar.

El moderno KamaSutra

¡Grandes técnicas sexuales!

  • Más de 2500 fotos explícitas y hermosas

  • Parejas atractivas haciendo el amor en cientos de posiciones sexuales

  • Cientos de consejos, trucos y técnicas para hacer que su vida sexual sea intensa y apasionada

  • Descubre los secretos del deseo duradero, la excitación intensa, y los orgasmos múltiples ondulantes

  • Descubra los secretos de la eyaculación femenina y el orgasmo en el punto G

  • Controla la eyaculación prematura y descubra cómo puede escoger cuándo eyacular durante el sexo

  • ¡Experimenta niveles de pasión y deseo que jamás hubieras imaginado que fueran posibles!

¡Haz clic aquí para descubrir los secretos del sexo verdaderamente increíble!

¿A qué se debe esta paradoja? ¿Tememos admitir que estamos implorando en secreto algo más emocionante, porque estamos aburridos de la postura del misionero, aunque la practicamos pensando que es la que quiere nuestra pareja sin que realmente se lo hayamos preguntado? Parece extraño, pero el sexo es una cosa personal y misteriosa, porque lo que las parejas dicen que prefieren en las encuestas parece muy distinto de lo que hacen verdaderamente en el dormitorio. Puede que la idea de la entrada por detrás y la mujer encima resulte apetecible para el hombre por su voluptuosa crudeza animal y por la presunta posición de poder para las mujeres. Pero lo que en realidad quieren los hombres y las mujeres durante el sexo es sentir la íntima vinculación con su pareja. Esta puede ser la explicación de que la postura del misionero sea la más común entre las parejas, ya que ciertamente permite una gran intimidad en forma de contacto visual y epidérmico pleno, además de darles la posibilidad de besarse y mantener a ambos estrechamente enlazados. También hay mujeres que prefieren la ligera sensación de estar atrapadas o dominadas por su pareja reposando sobre ellas, al tiempo que puede ser muy excitante para el hombre el que la mujer ponga los pies sobre los músculos de su pantorrilla o lo envuelva por la espalda con las piernas abrazándolo con frenesí.

Pero la postura del misionero tiene para la mujer la desventaja de que sus movimientos pélvicos pueden verse impedidos, de manera que no puede friccionar tanto, lo cual la obliga a ser más pasiva, y su clítoris no suele ser estimulado tanto como en otras posiciones… al menos es sin duda imposible para el hombre y la mujer juguetear con esa zona erótica. Salvo que sea ella capaz de correrse a base de frotación vaginal (lo que no es habitual), la mujer no obtendrá probablemente el orgasmo si su pareja no se preocupa de que lo alcance durante el precalentamiento o después de la mutua entrega.

Termina ya con la eyaculación precoz

¡Sé hoy ya mejor amante! Haz clic aquí para ver cómo conseguirlo

Se describe el sexo con el hombre encima

Descripción de la postura del misionero

Casi seguro que la mayoría de las parejas saben cómo funciona: la mujer yace de espaldas con las piernas abiertas, mientras el hombre se echa sobre ella soportando su peso con los codos y la penetra dejando las piernas entre las de ella (el caso más habitual) o por fuera de las de la mujer. Puede echarse sobre ella dejando reposar así una mayor parte de su cuerpo. La mujer puede enlazarlo con las piernas para controlar la profundidad y velocidad de la fricción en su vagina, o bien puede friccionar un poco hacia él desde la pelvis para acompasar sus movimientos hacia dentro o hacia fuera de la vagina.

La mujer yace de espaldas con las piernas separadas (o cerradas: véase más delante). El hombre se echa sobre ella soportando con los brazos su propio peso. Desde esta posición el hombre tiene libertad de friccionar o hacer movimientos circulares con los muslos. Si se echa más directamente sobre ella dejando reposar algo de su cuerpo sobre la mujer, el hueso púbico del hombre puede generar una suave estimulación clitoriana. La mujer puede friccionar con su abdomen frente al hombre utilizando el soporte de sus piernas o estrechándolo por atrás y controlando sus movimientos de fricción.

Variaciones sobre la posición básica con el hombre encima

La técnica de la alineación del coito

Este es el modo en que se puede estimular el clítoris más que en la postura básica del misionero. El hombre penetra entre las piernas de la mujer como lo hace normalmente, pero luego se desplaza más hacia arriba de ella para que la base del pene pueda hacer contacto con el clítoris al friccionar. La mujer puede entrelazar a su compañero con las piernas poniéndole los pies en las pantorrillas desplegando un poco las piernas, con lo cual tiende a mover de nuevo el clítoris hacia el pene. Ella balancea la pelvis en esta posición, el clítoris rozará con la base del pene y se estimulará interior y exteriormente. Después, como señala el sexólogo investigador Edward Eichel, "puede empezar el sutil movimiento de balanceo coordinado. Aquí está lo más importante: cuando ella empuja hacia arriba de su mango, él resiste con menos fuerza de la que ella aplica para empujar. Después, al bajar él empuja contra el clítoris y ella resiste con menos fuerza de la que hace él al empujar. El resultado es una serie de “pequeñas colisiones” distintas de la fricción estándar. Pero el término colisión es demasiado fuerte. Se trata más bien de un movimiento sutil, coordinado, apacible, rítmico y de lenta evolución. Como todo en la vida necesita práctica. Es algo más que una postura, es un movimiento coordinado”, explica Eichel. “Estamos hablando de vibración y no de fricción. Menos dentro y fuera y más rock 'n' roll (balanceo y deslizamiento). De hecho el hombre no penetra mucho cuando la mujer alcanza la máxima estimulación en el empuje hacia abajo", dice Eichel.

La mujer levanta sus piernas

Hay muchas formas en que tanto el hombre como la mujer pueden moverse en la postura del misionero variando las sensaciones de ambos. La compañera puede sentir que el pene le estimula el punto G mucho más en determinadas posiciones, y si él fricciona suavemente podrá alcanzar un estado de creciente energía sexual que probablemente la lleve al orgasmo vaginal o de punto G. Por ejemplo, la mujer puede levantar y doblar las piernas colocando los pies sobre el colchón o sobre las piernas de su pareja. El efecto de este movimiento resulta potenciado si la mujer mueve los pies hacia los muslos de su pareja (lo que a su vez puede fortalecer la técnica de alineación coital anteriormente descrita) .

 

Las piernas de la mujer alrededor del hombre

Cuanto más eleve las piernas la mujer, tanto más profundamente podrá penetrarla el hombre. Si ella tiene suficiente flexibilidad como para rodearlo con las piernas, eso le permitirá a él profundizar en ella… una deliciosa sensación para muchas mujeres que sin duda resulta muy gratificante para el hombre, aunque tan profunda penetración pueda provocarle una rápida eyaculación. Parece que muchos hombres disfrutan la sensación de verse envueltos por las piernas de su compañera, si bien esto puede ser también la causa de correrse muy pronto. Presumiblemente la razón es que esto le indica lo mucho que ella desea tenerle dentro y cómo desea que se corra dentro de ella, lo que supone para el hombre un estímulo realmente impresionante.

Las piernas de la mujer sobre los hombros del hombre

Como es de esperar, esto permite la máxima penetración posible. El hombre encontrará esto muy estimulante y conseguirá así buenos orgasmos, si bien tiene que ser respetuoso y considerado con las necesidades de su pareja. Quizás ella sienta demasiado dolor y demasiada estimulación con la fricción vaginal, viéndose obligada a retirarlo un poco si se siente excitado en exceso. La buena comunicación en la pareja servirá de gran ayuda en este punto. Pero es una postura muy satisfactoria para los dos si disponen de suficiente flexibilidad. 

El hombre se arrodilla y está encima

Aquí tenemos una variante de la postura del misionero que no permite al clítoris recibir la atención que merece. El hombre puede atraer a la mujer sobre el pene poniéndole las manos en los muslos, y ella podrá elevar las piernas del modo más cómodo posible, incluso hasta llegar a los hombros de su compañero si así lo desea. El hombre puede verse a sí mismo entrando y saliendo en la vagina, lo que podrá depararle un placer increíble aparte de permitirle acariciar y dar suaves mimos a su pareja realizando juegos anales si lo desean. Una buena postura para conseguir gran intimidad de conexión, aunque resulta algo forzada para la mujer si dura demasiado. Le servirá de ayuda poner la almohada debajo de los glúteos.

 

La mujer mantiene cerradas las piernas

Si la compañera mantiene juntas las piernas, la sensación será distinta. Como es lógico, cuanto más estreche la vagina, más intensa será la sensación para el hombre. Una técnica con la que vale la pena experimentar, aunque también aquí la sensación de estrechez puede impeler a los eyaculadores precoces a disparar demasiado pronto.

La mayoría de las mujeres disfrutan de la postura del misionero con las piernas separadas. Eso no es necesario y muchas parejas prefieren las posiciones en que la mujer pueda mantener cerradas las piernas. El resultado suele ser una estimulación añadida y unas sensaciones incomparables. Si tiene cerradas las piernas, la vagina se estrecha alrededor del pene proporcionando una estimulación más intensa a los dos componentes de la pareja. Esta postura fuerza también al hombre a penetrar desde un ángulo más agudo hacia el clítoris, aumentando la estimulación de la mujer. El hombre puede también cerrar las piernas en esta postura colocando todo su peso sobre su pareja, pero hay que tener cuidado porque hay mujeres que aprecian esta sensación y otras que se sienten oprimidas.


 ¡No Dejes que la Disfunción Eréctil te Deprima - Puede Curarse!

Sabemos que quieres una solución para su disfunción eréctil, y la quieres tan pronto como sea posible. Eso es sólo natural - probablemente estás más preocupados acerca del estado de tu pene y el efecto que éste tiene en tu vida sexual que de cualquier otra cosa.

Los métodos de tratamiento para la disfunción eréctil descritos en este sitio web de verdad funcionan. Haz clic aquí para averiguar cómo.
 

 

Grandes técnicas sexuales:
El moderno KamaSutra

¡Esté es un sitio Web asombroso en el que puedes ver miles de fotos hermosas, explícitas y no pornográficas que muestran literalmente cientos de Técnicas y posturas sexuales!

Es probablemente la mejor y más grande guía del sexo en el Internet, pero ten cuidado. ¡Transformará tu vida sexual en una tormenta de pasión ardiente! 

¡Haz clic aquí para tener sexo fenomenal!

Posiciones sexuales con el hombre encima


Posiciones sexuales con el hombre encima
Posiciones sexuales con el hombre encima
Posiciones sexuales con el hombre encima
Posiciones sexuales con el hombre encima
Posiciones sexuales con el hombre encima

¡Haz clic aquí para tener sexo fenomenal!

 

Imágenes de tamaño del pene 

Hoy hay alrededor de 3000 fotografías de tamaño del pene ordenadas en galerías en relación al tamaño desde muy grandes hasta ciertamente muy pequeños.

Imágenes de tamaño del pene 

 

 

Have Great Sex In Any
Position You Desire
!

This is the sex furniture the world has been waiting for! Specially designed so you can enjoy sex in all those tricky (and even those not-so-tricky) positions, with or without a bed, in the bedroom or anywhere else you fancy it!

Visit the Liberator website now and discover how this amazing furniture could change your sex life for the better!